Creatividad, esa gran desconocida

Crea, destruye. Crea, destruye. Crea, destruye. Crea, destruye. Crea, destruye. Crea, destruye.

Creatividad, cuánto se habla de ella y qué fácil es potenciarla si nos lo proponemos con unos sencillos hábitos que os voy a contar a continuación. Espero que os sean de utilidad.

¿Pero, qué es la creatividad?

Según la Wikipedia, la creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. La creatividad es sinónimo del “pensamiento original”, la “imaginación constructiva”, el “pensamiento divergente” o el “pensamiento creativo”. La creatividad es una habilidad típica de la cognición humana, presente también hasta cierto punto en algunos primates superiores.

Algunas pautas que os quiero recomendar son las siguientes:

Primero, cambia tus rutinas, si hacemos nuestras acciones diarias siempre de la misma forma, obtendremos los mismos resultados. Cambiemos la forma de enfrentarnos a la realidad, y la creatividad fluirá de forma paulatina y nos ayudará a encontrar soluciones a nuestros problemas.

Segundo, conoce a gente nueva con la que puedas hablar de temas de los que no estás habituado a oír hablar, estas ideas harán que surjan en tu cabeza otros razonamientos, serás más plural y esto fomentará tu espíritu crítico y la generación de nuevas ideas.

Tercero, viajar es esencial para fomentar tu creatividad, conocerás otras culturas y otras realidades, podrás tener el placer de hablar con personas que tienen unas ideas completamente distintas a las tuyas, ni mejores ni peores; con ello podrás crecer como persona y trabajar tu empatía.

Cuarto, usa la técnica de los seis sombreros para pensar, una técnica sencilla de utilizar consistente en utilizar los 6 sombreros para la toma de decisiones. El primero es el sombrero azul, el cuál controla al resto de sombreros; centrado en controlar los tiempos y el orden de los mismos, el segundo es el sombrero blanco, para fomentar el pensamiento más objetivo y neutral posible. El tercero es el sombrero rojo para mostrar nuestros sentimientos, sin necesidad de justificarnos. El cuarto es el negro, para ser críticos, y mostrar el aspecto más pesimista de nuestros pensamientos. El quinto y penúltimo es el amarillo, es el sombrero para ser optimista, ver la vida desde el punto de vista de que todo va a ir fenomenal. El último sombrero es el verde, el que verdaderamente nos interesa, el creativo, el que está relacionado con el pensamiento divergente y lateral.

Una persona creativa es aquella que se define como curiosa intelectualmente, inquieta, que le gusta debatir, conocer otras culturas y personas de distintas razas, que posee capacidad de análisis y de síntesis, demuestran empatía ante ideas divergentes, son inconformistas y alegres.

Por último, si queréis contactar conmigo, y sugerirme temas para mi sección Un Rincón Para Sentir, espero vuestros emails en coaching@ubu.es

¡Feliz fin de semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s